× CONÓCENOS FORMACIÓN EVENTOS BLOG LIBRERÍA PUBLICACIONES SIMPATIZANTES
José Trecet May 09 · 19:00 Por qué no ahorramos y qué podemos hacer para conseguirlo
 Vídeo Evento

Sinopsis

¿Para qué hay que ahorrar? Para conseguir mayor libertad financiera, controlar los imprevistos y conseguir realizar nuestros sueños, administrando de forma eficaz y razonable nuestros bienes y que no nos sorprenda la inflación. A todas las personas nos benefician las recomendaciones que nos ayuden a mejorar nuestras finanzas. El ponente nos explica de forma sencilla y clarividente, cómo ahorrar. Tenemos que olvidar los anuncios y las recomendaciones que nos inciten a gastar.

¿Cómo podemos ahorrar?
- Realizando un presupuesto familiar: INGRESOS y GASTOS. Debemos completarlo todos los meses y concienciarnos para cumplirlo.
- Comenzar con una reducción en nuestros ingresos, a primeros de mes, de un 5% y paulatinamente, adquirir el 20% de pre-ahorro. Si lo automatizamos iremos habituándonos y esa mínima cantidad la tenemos que ingresar, desviar a una cuenta diferente. Ahorros mantenidos en reserva. 
- Imponernos retos de ahorro. Por ejemplo: ahorrar un € al día, aumentando uno más cada día, progresivamente llegaremos a conseguir al cabo de un año una gran cantidad. 
- Conviene que tengamos un “colchón de ahorro de unos 6 meses de ingresos para los imprevistos.  

Ejemplos básicos:

1º Los contratos de la luz: se puede reducir la potencia contratada.
2º Los seguros: revisar antes del mes del plazo de renovación.
3º Compra: ir con una lista de los objetos necesarios imprescindibles.
4º Qué merece la pena: Mantener en listas predefinidas todo lo que hayamos comprobado, comparando centros comerciales, sin dejarnos llevar por ofertas manipuladas.
5º Dar prioridad a mis intereses: Contratos de televisión, y de suscripciones prescindibles.
6º Evitar las comisiones bancarias: y mucho cuidado al contratar una hipoteca.

Deudas:

Una forma de reducir los gastos previstos, es el pago de una deuda. Puede generar una gran cantidad de intereses. En el caso de las hipotecas hay que estudiar muy detenidamente el efecto de la cuantía y de “la cascada de intereses”. Las tarjetas de crédito son una gran tentación. Es un error irse de vacaciones a crédito deuda, se consume algo que no se tiene, es preferible disfrutar, sin esos intereses. Incluso la compra de un coche, muebles, aparatos de gimnasia, es preferible pensar en una buena oferta de segunda mano.

Enseñanza a los niños:
 
Dentro del programa de VALUESCHOOL, es indispensable la enseñanza de ahorrar a los niños. José Trecet nos lo ejemplifica con su hija que, desde muy pequeña percibe una paga con la que debe asumir sus caprichos. También se la estimula a que haga trabajos manuales para “vender” a sus familiares y amigos. Así consiguen “aplazar la compra de un capricho urgente y valorar la necesidad de algo más deseado”   Para los adultos el ejemplo es sencillo: ¿Cuántas horas de mi trabajo gastaré en este capricho? INVERSIONES Se pueden hacer a: corto, medio, o largo plazo. Depende de la edad del inversor. Son muy interesantes las empresas que nos pueden ayudar, trabaja gente experta y estudian personalmente nuestro estatus socio-económico y la pensión a largo plazo.