× CONÓCENOS FORMACIÓN EVENTOS BLOG LIBRERÍA PUBLICACIONES SIMPATIZANTES
Ernesto Bettschen 30 Jun '20 · 6 minutos Bogleheads, inversión con sentido común El punto sobre el que pivotan todos los demás es el quinto: “Usa fondos indexados cuando te sea posible”. Y ¿qué es un fondo indexado? Básicamente es un...

Los mercados fluctúan con dos órdenes: compra y venta… a su vez sustentadas en dos sentimientos: codicia y miedo. Esto es así desde que el mercado es mercado y estamos en el enésimo ciclo de este tipo. Uno más. 

La última vez que el miedo cobró especial fuerza parecía como si el sistema financiero fuera a desmoronarse llevándose por delante todo. Entonces se hablaba de “diversificación” como nunca se había oído hablar: se diversificaban las acciones, pero también había diversificación geográfica, diversificación de tipos de activos, de entidades gestoras, de bróker…   

En este tipo de escenarios, mantienen la serenidad los “Bogleheads”, cuya peculiar forma de inversión es tan sencilla como eficaz. 

Básicamente, los “Bogleheads” (llamados así en tributo a Jack Bogle, creador del primer fondo indexado), son inversores que siguen el siguiente decálogo: 

  1. Desarrolla un plan de trabajo. 
  2. Invierte lo antes posible y a menudo. 
  3. Nunca asumas demasiado riesgo, ni demasiado poco. 
  4. Nunca trates de anticiparte al mercado. 
  5. Usa fondos indexados cuando te sea posible. 
  6. Mantén los costes bajos. 
  7. Diversifica. 
  8. Reduce al mínimo los impuestos. 
  9. Mantenlo sencillo. 
  10. Mantén el rumbo. 

Sentido común. 

El punto sobre el que pivotan todos los demás es el quinto: “Usa fondos indexados cuando te sea posible”. Y ¿qué es un fondo indexado? Básicamente es un fondo de inversión que replica un índice, en cuanto a contenido y ponderación. Por ejemplo, un fondo indexado al Ibex 35, contiene los 35 valores del IBEX, ponderados tal cual lo están en el propio índice. Y funciona de forma automática, sin intervención de un gestor (son fondos de gestión pasiva). 

Así, los Bogleheads pueden comprar “el mundo entro” con sólo unos pocos fondos de inversión. Y dividen su inversión en dos grandes bloques que se complementan: renta variable (RV) y renta fija (RF). 

El motivo de hacer esto, se debe a que desde que conciben su plan inversor, ya tienen en cuenta que hay un momento en el que su sistema deja de recibir dinero para pasar a darlo (p.ej. cuando llega la edad de jubilación). Y, así, condicionan el % de inversión de RV y el % de inversión de RF a esa fecha, y lo modifican, evidentemente, con cada año que pasa. Una regla ampliamente aceptada, es que invierten 110-su edad en RV, y el resto en RF. Así, una persona que tiene 30 años invierte un 80% en RV y un 20% en RF, y cuando cumpla los 70, la proporción habrá cambiado al 40% en RV y un 60% en RF.  De este modo, aseguran, que cuando el sistema tenga que empezar a devolver la inversión, aunque haya un ciclo bajista, todo pueda llevarse a cabo sin sobresaltos. 

Diversifican mucho utilizando sólo unos pocos fondos indexados que ponderan según la madurez del mercado, su perspectiva de crecimiento, o el riesgo que quieran asumir.   

Un ejemplo para un Inversor de 30 años (80% RV / 20% RF): 

RV: USA&CANADA 

25% 

RV: EUROPA 

25% 

RV: ASIA / PACIFICO 

15% 

RV: EMERGENTES 

15% 

Total RV 

80% 

RF: BONOS (globales, a corto y medio plazo) 

10% 

RF: BONOS (globales, a largo plazo) 

10% 

Total RF 

20% 

 

Usar este tipo de fondos con esta distribución hace que su decálogo se cumpla de forma automática. Vamos a verlo: 

1.- Desarrolla un plan de trabajo: ya está hecho. Usan fondos indexados, en las proporciones que se han indicado, y cambiando éstas en función de su edad. Sencillo. 

2.- Invierte lo antes posible y a menudo: sobre este punto poco o nada hay que aclarar. En el mundo de la inversión, lo más valioso es el tiempo, así que cuanto antes se empiece, mejor.  

3.- Nunca asumas demasiado riesgo, ni demasiado poco: pues aquí empieza la magia Boglehead… ¿Cómo saber si estoy asumiendo demasiado riesgo o demasiado poco? Sencillamente, queda delegado en los % de inversión en RV y RF, en la distribución geográfica y por madurez del mercado.  

4.- Nunca trates de anticiparte al mercado: ¿qué sentido tiene hacer (nunca mejor dicho) especulaciones si es más sencillo hacer una aportación mensual o anual?  En el momento de aportar, cada uno de los fondos contratados tendrá su valor liquidativo correspondiente, unos habrán bajado, otros habrán subido… y esta fluctuación habrá hecho que el valor actual de la inversión se haya alejado del valor objetivo (el de la tabla de más arriba) que tenía inicialmente. Así, si aportan a los fondos que más hayan bajado, están cumpliendo automáticamente con una de las máximas más importantes del mercado, y que es “compra barato y vende caro”. Así de sencillo. La propia desviación indica qué fondo o fondos son los que hay que alimentar cada vez. Pero veremos además que para llegar a conseguir el % objetivo, periódicamente hay que traspasar capital de los fondos que más hayan ganado, a los que más han perdido… y así consiguen de nuevo “vender caro y comprar barato”. A esta operación se llama “rebalanceo”, y, aportaciones aparte, lo suelen realizar una vez al mes, al año… o cuando alguno de sus fondos se desvíe un 5% de su objetivo, por arriba (+5%) o por abajo (-5%). Es un sistema casi automático. 

5.- Usa fondos indexados cuando sea posible. Es el pilar de toda esta estrategia. 

6.- Mantén los costes bajos: los fondos indexados no tienen gestores, replican un índice) y eso hace que cuesten menos.  

7.- Diversifica: la utilización de fondos indexados también resuelve este apartado. Primero, por la diversificación en tipos de activo que se realiza (RV/RF). Segundo, por la distribución geográfica (USA&Canadá, Europa, Asia-Pacífico, Emergentes). Tercero, por el contenido de cada uno de los fondos. Para que te hagas una idea, veamos un fragmento de lo que contiene el fondo indexado “Amundi Funds Index Equity North America”, que replica el índice MSCI NORTH AMERICA (EUR): 

 

Es sólo una muestra: el fondo contiene títulos de Australia y Canadá, y continúa con páginas y páginas de valores de USA… hasta más de 700, que componen el índice MSCI NORTH América que replica. (https://www.msci.com/documents/10199/46aa6590-4ca0-4bfb-bc51-3ca9c297c4ff). Diversificación absoluta, y automática, porque como sabemos, hay valores que rotan dentro del índice, y que son cambiados por otros… movimientos que la gestión pasiva, pero automatizada del fondo replica en nuestra inversión. Por último, podría realizarse una diversificación a nivel de gestoras de fondos e incluso de entidades (bancos o brókers) donde contratar y mantener estos productos. 

8.- Reduce al máximo los impuestos: la fiscalidad española permite al invertir en fondos realizar traspasos entre ellos sin tener que tributar. Esta misma operativa con acciones o ETFs, implicaría una venta, teniendo que tributar por las plusvalías, si las hubiese. Así, los rebalanceos que se hagan traspasando entre fondos, no pagan a hacienda. Y tampoco suele haber comisiones de compraventa. Sólo se tributará cuando toque retirar el dinero. Algo parecido sucede con los dividendos que reparten las acciones que componen los fondos. Esos dividendos, pasan a formar parte del patrimonio del fondo, con lo que no se materializan, y por tanto, tampoco pagan peaje fiscal. Y, así, este esquema de reinversión, a su vez, tiene la doble vertiente de reforzar la acción del interés compuesto, ya que el dinero queda en el fondo y pasa a ser parte activa de la inversión. 

9.- Mantenlo sencillo: el ejemplo que estamos viendo resuelve toda la operativa con seis fondos indexados. Y es un ejemplo complejo. En plan simplista, se podría  realizar una inversión de este tipo con dos fondos: uno de renta variable que replique un índice global (p.ej. el MSCI WORLD) y otro de renta fija. Utilizar más o menos fondos lo que proporciona es mayor versatilidad a la hora de realizar rebalanceos, y poder decidir la ponderación deseada para la cartera.   

10.- Mantén el rumbo: sin duda, lo más difícil de todo. Ser fiel al plan, y ser constante en el tiempo. Parece sencillo, pero no lo es. Paradójicamente, porque es simple… y muy intuitivo… tanto que resulta aburridísimo. Funciona muy bien, pero es aburrido. Deja poco a la imaginación, a la elección personal, y nos abstrae de momentos de mercado, de selección de valores, de decisiones que hagan fluir un poco de adrenalina. Y cuando el diablo no sabe qué hacer… pues eso… que termina por hacer otras cosas… 

Este es el decálogo. Interesante, ¿no? 

Y, por último, referencias reales de productos con las que se podría llevar a la práctica todo este ejemplo: 

Mercado (ponderación) 

Nombre del Fondo 

ISIN 

RV: USA&CANADA (25%) 

Amundi Fds Index Eq North America. 

LU0389812347 

RV: EUROPA (25%) 

Pictet-Europe Index R EUR.  

LU0130731713 

RV: ASIA / PACIFICO (15%) 

Amundi Fds Index Eq Pac(ex.Japan. 

LU0390717543 

RV: EMERGENTES (15%) 

Pictet-Emerging Markets Index. 

LU0474968020 

Total RV 

80% 

 

RF: BONOS (globales, a corto y medio plazo) (10%) 

Pictet-EUR Short Mid-Term Bond 

LU0167160653 

RF: BONOS (globales, a largo plazo) (10%) 

Amundi Fds Index Global Bd EUR. 

LU0389812933 

Total RF 

20% 

 



Temas relacionados

Valora y comparte la publicación.
Dando “values” a este post nos muestras qué artículos te gustan realmente
1
0

Comentarios