Psicología de la inversión
Básico

Intentar que tus inversiones no pierdan dinero puede hacer que lo pierdas ​

Todos invertimos para proteger nuestros ahorros y hacer que crezcan lo máximo posible. Por eso nos gusta ver que el valor de nuestras inversiones sube y tendemos a sentirnos mal cuando baja, sobre todo si baja durante mucho tiempo. Daniel Kahneman y Amos Tversky demostraron que las personas (¡y los inversores somos personas!) tendemos a ser mucho más sensibles a las pérdidas que a las ganancias; concretamente, que las pérdidas nos duelen más del doble de lo que nos alegran las ganancias. El malestar que sentimos cuando nuestras inversiones no dejan de caer o no acaban de subir tan rápido como las de nuestros amigos, puede empujarnos a tomar malas decisiones, por ejemplo, vender nuestras inversiones en un mercado bajista por temor a perder más dinero en lugar de mantenerlas a largo plazo. 

 

Aunque no es necesariamente cierto que la mayoría de los inversores pierdan dinero al intentar evitar las pérdidas, hay estudios y datos que sugieren que muchos inversores toman decisiones subóptimas cuando los atenazan el miedo a perder dinero y otros sesgos de la conducta. Veamos qué podemos hacer para evitar las trampas en que solemos caer cuando nuestras inversiones no van bien. 

 

  1. Desconfía de tus conclusiones. En realidad, no sabes

 

Una de las principales razones por las que perdemos dinero es el exceso de confianza. Es fácil caer en la trampa de creer que podemos predecir el mercado o que podemos determinar con mayor o menor precisión el momento adecuado para salir o entrar en una inversión y, así, evitar pérdidas. Los inversores solemos perder dinero cuando intentamos hacer market timing para mejorar la rentabilidad de nuestra cartera y hay estudios que lo corroboran. Barber y Odean (2000), por ejemplo, encontraron que los inversores que realizaban transacciones con frecuencia obtenían rendimientos significativamente más bajos en comparación con los inversores que adoptaban un enfoque de largo plazo y mantenían sus inversiones. Lo cierto es que el mercado es imposible de predecir y que la mayoría de las veces lo mejor que puedes hacer es dejar las cosas como están. Aguanta y no hagas nada. Nada dura para siempre. 

 

  1. Reduce el número de operaciones para ahorrar gastos e impuestos

 

Esto está relacionado con lo anterior. Los gastos de las transacciones que lleves a cabo al intentar evitar pérdidas o al perseguir las subidas del mercado pueden mermar el rendimiento de tus inversiones. Evita gastos innecesarios. 

 

  1. Ten un plan y síguelo con disciplina

 

Esto también está conectado con lo anterior. La inversión exitosa requiere disciplina y paciencia. Dicho de otro modo: la falta de disciplina nos cuesta dinero a los inversores. Cada vez que entramos o salimos del mercado, que liquidamos o traspasamos activos, que cambiamos nuestra cartera de algún modo, lo más probable es que estemos incurriendo en gastos y que estemos interfiriendo en el comportamiento natural de nuestra inversión simplemente porque no va como nos gustaría. El estudio “Quantitative Analysis of Investor Behavior” (Dalbar, 2020) señaló que, en los 20 años anteriores, el inversor promedio de fondos de inversión obtuvo un rendimiento anual del 4,25 % mientras que el rendimiento anual del S&P 500 en el mismo plazo fue del 6,06 %. Esto sugiere que el comportamiento del inversor (principalmente, el market timing ineficaz) puede tener un impacto negativo en los rendimientos. De nuevo, estos estudios corroboran la conveniencia de adoptar una estrategia de inversión a largo plazo bien diversificada y evitar decisiones impulsivas. Crea un plan de inversión claro, bien definido y consecuente con tus objetivos y tu tolerancia al riesgo. Síguelo y ajústalo solo cuando sea estrictamente necesario (si el plan estaba bien trazado de partida, no será muy a menudo). 

 

  1. Falta de diversificación: cuidado al concentrarte en “lo que sube” 

 

Nuca olvidemos que, cuando movidos por la avaricia o la aversión a las pérdidas modificamos nuestro plan para concentrar nuestra inversión en aquello que esté subiendo, estaremos poniendo más de nuestros huevos en la misma cesta. Si esa inversión o ese sector se da la vuelta o se detiene (¡y nada nos garantiza que no lo vaya a hacer justo después de haber entrado nosotros!), podremos tener pérdidas o incluso encontrarnos peor de lo que estábamos antes. 

 

Recuerda que la diversificación es “el almuerzo gratis” que el inversor siempre puede aprovechar. Evita la tentación de poner todos tus huevos en una misma cesta o de cargar demasiado una en concreto. Diversifica tus inversiones en diferentes activos y sigue tu plan. 

 

  1. Invierte con enfoque de largo plazo 

 

La inversión rentable es un proceso de largo plazo. No te dejes llevar por el ruido de los mercados a corto. Mantén tus inversiones a lo largo del tiempo y sé paciente. Si te das cuenta, con esta actitud será mucho más difícil incurrir en los errores a los que nos hemos referido en los apartados precedentes.  

 

En resumen, la inversión exitosa requiere paciencia, un plan de inversión claro y disciplina. Controla tus emociones, mantén un enfoque a largo plazo y procura que tu dinero siga trabajando para ti por muchos años evitando perderlo por esquivar pérdidas que, la mayoría de las veces, solo serán temporales.  

 

Foto de Andrea Piacquadio. 

Compartir:

Artículos relacionados

Sigue leyendo más entradas similares en nuestro blog.

Medio

Cómo calcular tu tipo marginal al céntimo

Básico

El control artesanal de los gastos

Alto

Una visión austriaca de la economía ambiental

Medio

Israel Kirzner y la visión austriaca del proceso de mercado

Medio

Riesgo geopolítico y mercados: una difícil relación

Anterior
Siguiente

Suscríbete

Puedes ejercer tus derechos en lo relativo a la protección de tus datos escribiéndonos a protecciondedatosvalueschool@valueschool.es.

Política de Privacidad

Suscríbete

Información

Value School pertenece a Santa Comba Gestión SL, holding familiar aglutinador de proyectos que fomenta la libertad de la persona desde el conocimiento.

Más información en la web corporativa del grupo Santa Comba:
www.santacombagestion.com

Contacto

Paseo de la Castellana 53, planta 2, 28046 Madrid
info@valueschool.es

0
0
Tu Pedido
Su pedido esta vacioVolver a la tienda

Solicita información

Solicita información

    Solicita información

      Solicita información