Nos quieren Impacientes

Nos hemos convertido en impacientes. Somos víctimas de la cultura de la “inmidiotez”. El comportamiento financiero también se ve afectado por este mal.

Decisiones puntuales

Llegada una edad, nos enfrentamos constantemente a tener que tomar decisiones. La mayoría, banales; unas pocas, con el calado suficiente como para condicionar nuestra vida.

La racionalidad de invertir a largo plazo

Si uno se para a pensar en los grandes mentores de la inversión que, a día de hoy, se conciben, uno puede darse cuenta de cómo gran parte de ellos -casi la totalidad- han utilizado, dentro de sus complejas estrategias de inversión, el denominador común del largo plazo como filosofía de inversión.

Origen y presente del comportamiento financiero

Durante las últimas décadas ha surgido una nueva ciencia que ha descubierto que no solo no somos racionales esporádicamente, si no que esto se produce con más frecuencia de lo que nos gustaría.