Política y coyuntura económica
Alto

​​Marzo de 2023: ¿quiebras o saneamiento bancario?​

¡Vaya semanitas de ruido y volatilidad! El miedo es irracional y libre, y se ha instalado en la mente de muchos ahorradores e inversores particulares, de los de andar por casa como tú y yo, al son de la quiebra de cinco bancos.  

Hemos visto en vivo y en directo cómo tres bancos se han ido al traste: Silicon Valley Bank (California, EE.UU.), Credit Suisse (Suiza) y First Republic (California, EE.UU.); y dos más lo han hecho igual, pero con menos repercusión mediática: Signature Bank (Nueva York, Connecticut, California y Carolina del Norte, EE.UU.) y Silvergate Bank (California, EE.UU.). 

A pesar de esto, los índices bursátiles estadounidenses han terminado la semana en positivo —el S&P 500, +2,13 % y el Nasdaq, + 5,33 %— gracias a la celeridad por parte del gobierno y del resto de grandes bancos de Estados Unidos a la hora de tomar medidas para asegurar los depósitos, dado que más del 80 % de ellos no lo estaban inicialmente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mientras, en el viejo continente, el selectivo europeo cierra la semana con un negativo del -3,86 % a pesar de las declaraciones de Christine Lagarde en las que se mantiene firme con la hoja de ruta para contener la inflación y prestar ayuda a todo banco que lo necesite. 

Más allá del alarmismo, conviene aclarar lo ocurrido. Para empezar, los bancos protagonistas de esta desventura entran en la categoría de NON PLAYER – NON LAWYER por su tamaño (por debajo de 250.000 millones de balance) y por no tener la obligación de cumplir los requisitos de liquidez y solvencia del marco regulatorio Basilea 3. No son sistémicos ni tienen las obligaciones de los grandes bancos a nivel mundial, de hecho, el Silicon Valley Bank era el banco número 16 de EE.UU. y el First Republic el 14. La mecha de las retiradas de fondos se prendió por diversos motivos, pero el desenlace final fue el mismo: quiebra por falta de confianza en la liquidez y solvencia de las entidades: 

Cada uno de los 5 bancos que han quebrado lo ha hecho por diversos motivos: 

  1. Silvergate Bank: tras 6 meses dejándose en el parqué un 95 % de su valor, llegó su fin por la caída de los precios de las criptomonedas y la quiebra de la exchangeFTX. 
  2. Silicon Valley Bank: habían prestado más dinero de lo que habían sido capaces de captar en depósitos, su apalancamiento financiero estaba por encima del 100 % y, cuando sus clientes corporativos han querido retirar sus depósitos, el banco ha tenido que vender con pérdidas sus activos de renta fija, devaluados por las subidas de tipos de interés. 
  3. Signature Bank: primo hermano del Silvergate Bank, el mundo cripto le ha pasado una factura mortal. 
  4. Credit Suisse: crónica de una muerte anunciada. Diez años de restructuraciones, de pérdidas millonarias y de escándalos reputacionales, han provocado la retirada del terreno de juego de un principal inversor, el Banco Nacional Saudí. 
  5. First Republic: en este caso, el primo de Silicon Valley Bank con una relación deposito–préstamo del 111 %, más gravosa todavía: captaban 100 dólares y prestaban 111. 

De esta manera, no queda patente la fragilidad del sector bancario sino: 

  1. Cómo funciona el circuito del dinero: nos compran el dinero barato para prestarlo automáticamente más caro a un tercero. Somos los principales proveedores de la mercadería de los bancos. Las entidades deciden a quién, cómo y cuándo prestarla. 
  2. La interconectividad: el mundo cripto supone una amenaza, aunque no estés directamente posicionado en él. Y no me refiero a la amenaza por la descentralización que supone, sino al efecto mariposa en un mundo global. 
  3. La falsa creencia de la garantía del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD): en caso de quiebra de un banco, si hay fondos en el FGD, habrá dinero para devolver los depósitos y cuentas corrientes afectados hasta 100.000 € por DNI; en caso contrario, habrá que esperar a la liquidación del activo del banco. 
  4. Que existen distintos tipos de bancos y cada uno tiene sus propia actividad y riesgo. Los bancos que se han visto afectados por este episodio son de otra categoría distinta al de la esquina de tu calle. Ambos son «coches» (bancos) pero no es lo mismo un utilitario (comercial), una limusina (privado) o un todoterreno (de inversión): 
    • Banca comercial/retail (para la clase media): ofrecen cuentas corrientes, dan préstamos y venden productos financieros como planes de pensiones y fondos de inversión. 
    • Banca privada: es el siguiente escalón de la banca. Trabaja con clientes con patrimonios a partir de 300.000 euros, teniendo un interés especial en las inversiones financieras. 
    • Banca de inversión (de los que tarta este artículo): levantan capital, gestionan salidas a bolsa, opas, así como, fusiones y adquisiciones de grandes empresas.
  5. Las medidas adoptadas durante años por parte de los bancos centrales (inyecciones de liquidez y tipos bajos) se les han vuelto en contra, teniendo como resultado altas dosis de inflación que han requerido tratamientos terminales de subidas de tipos de interés. Esto ha afectado directamente a la renta fija y a los balances de los bancos. 

Si lo sucedido a lo largo de estas semanas te ha dejado alguna duda sobre el futuro del sector bancario, el sector asegurador mantiene su solvencia y seguridad. Los unit-linked y el oro pueden ofrecer refugio en estos tiempos de incertidumbre, volatilidad y complejidad. 

Recuerda: invertir no es especular. Actúa con sensatez y no te dejes llevar por las emociones. 

Foto de Nathan Cowley

Compartir:

Artículos relacionados

Sigue leyendo más entradas similares en nuestro blog.

Medio

La vivienda en España: ¿deuda buena o deuda mala?

Medio

El asesoramiento en el ahorro personal a lo largo de la vida

Medio

Expropiación de planes de pensiones privados. Los casos de Argentina, Polonia y Portugal

Básico

Una propuesta de ahorro acorde a tu capacidad

Medio

Lo que se dijo sobre la plata en la burbuja de 2011

Anterior
Siguiente

Suscríbete

Puedes ejercer tus derechos en lo relativo a la protección de tus datos escribiéndonos a protecciondedatosvalueschool@valueschool.es.

Política de Privacidad

Suscríbete

Información

Value School pertenece a Santa Comba Gestión SL, holding familiar aglutinador de proyectos que fomenta la libertad de la persona desde el conocimiento.

Más información en la web corporativa del grupo Santa Comba:
www.santacombagestion.com

Contacto

Paseo de la Castellana 53, planta 2, 28046 Madrid
info@valueschool.es

0
0
Tu Pedido
Su pedido esta vacioVolver a la tienda

Solicita información

Solicita información

    Solicita información

      Solicita información