× CONÓCENOS FORMACIÓN EVENTOS BLOG LIBRERÍA PUBLICACIONES SIMPATIZANTES
Adrián Godás 21 Nov '19 · 5 minutos Bananerismo en el siglo XXI Dicho por el Ministro de Comercio de Papúa Nueva Guinea: "Ellos tienen el 60% de la producción, nosotros el 40%. Si no les gusta, lo minamos nosotros – los recursos son nuestros.”

Muchos recuerdan mi famoso Banana Index donde ordenaba los países por nivel de bananerismo, principalmente desde el punto de vista de la gestión de los recursos naturales. Para este artículo con el que me estreno en el blog de Value School he decidido traeros algunas historias graciosas y algún consejo con retranca gallega.


Rusia – uno que nunca decepciona

A todos os sonará la historia del año pasado donde los rusos envenenaron en UK a un exespía y a su hija. Se piensa que usaron gas sarín o VX, generó un gran revuelo mediático y poco despues el silencio. Pero lo que no tanta gente conoce es que en 2006 ya mataron a otro exespía ruso, Alexander Litvinenko, y fue nada menos que usando polonio. Un mineral bastante raro, muy radiactivo y que procede fundamentalmente del uranio. Se piensa que lo introdujeron en Gran Bretaña usando la valija diplomática que tienen todas las embajadas.

Por cosas así no me da mucha tranquilidad invertir en Rusia, donde las industrias más importantes están controladas por oligarcas (minas, aluminio…) o si tienen que competir con empresas exteriores en seguida se protegerá a las rusas (sector aéreo).




Papúa Nueva Guinea – frase bananera del año

Papúa Nueva Guinea por temas geológicos está plagada de minas de oro gigantes como Lihir o Wafi-Golpu. Esta última es una JV de Harmony y Newcrest 50/50 donde el gobierno podía comprar una participación. Pues atentos a la frase que ha dicho el ministro de Comercio hace un par de meses: "Ellos tienen el 60% de la producción, nosotros el 40%. Si no les gusta, lo minamos nosotros – los recursos son nuestros.”

El paraíso de la seguridad jurídica sin duda. Un amigo invirtió en otra empresa llamada K92, también con una propiedad aquí, y lo primero que le dije fue que aquí estaban la mayoría de los últimos caníbales.



 

Turkmenistán – oro everywhere


Quizá no sepáis mucho sobre Turkmenistán. Mejor así. Creo que basta con saber que hasta hace dos años tenían una estatua de oro del primer presidente del país en la capital, delante del ministerio de Defensa.




Falleció en 2006 y como en muchas dictadu…. perdón, quería decir managed democracies, pues ahora algo habrá cambiado ¿no? Sí, el nuevo presidente que es fanático de los caballos, tiene su propia estatua.

Es curioso porque en el país se encuentra Muruntau, la mayor mina de oro del mundo. Controlada por el Gobierno claro.




Italia – el Estado paralelo

La bella Italia. Pero en el sur pasan cosas raras. Podría hacer una entrada entera sobre Italia y no volveríais a invertir en el país nunca, pero ahora bastará con un entrante. Me contaron personalmente la historia de un chaval al que le entraron a robar en el piso estando en Sicilia de Erasmus. Entre otras cosas se llevaron el portátil. Llamó al casero y este le dijo que no se preocupara, que lo “encontrarían”. A la semana apareció en su puerta un señor que traía su portátil y sencillamente le dijo… “Son 50 euros”. Estaba en Il mercato del rubato, que significa mercado de lo robado. Como esta hay muchas historias. En Peregrinos de la belleza la autora cuenta cómo Axel Munthe perdió a su perro en Nápoles y la Camorra lo encontró en menos de una semana.




Cuando el Estado no puede proveer un servicio, ahí aparecerá la mafia para darlo de manera eficaz. Pero, por supuesto, tendrán que cobrar su “tarifa” a los negocios locales. A través de familiares me constan detalles por los que jamás invertiría en FIAT.


Bolivia – just this

El Presidente Evo Morales sosteniendo una hoja de coca. No creo que haga mucha falta hacer más comentarios sobre el país. Pero como tengo nada serio que decir, solo puedo añadir que en Sudamérica está el “triángulo del litio” donde se hallan dos tercios de las reservas mundiales de ese mineral, y ocupa una zona entre Chile, Argentina y Bolivia. Casualmente, de los tres, el país con mayor inversión en minas de litio es Chile y en Bolivia no hay casi nada.




Arabia Saudí – intento de fiesta

Este año abrieron la primera discoteca en Arabia Saudí y, como os podeís imaginar, la cosa no fue muy allá. Aparecieron dos mil personas, pero muchos dijeron que era el pecado terrenal e intervino la “policía moral”. Por supuesto, estaba prohibido bailar y beber. Debido a su influencia en el mercado de petróleo, conozco bastante de este país, que cuenta con muchas perlas parecidas. En un informe llamado Vision 2030 directamente afirman que “Alá los ha bendecido con grandes recursos naturales” y tiene objetivos tan ambiciosos como meter más obras faraónicas en la lista de Patrimonio de la UNESCO.



 

Argentina – en crisis desde los 40

El caso de Argentina es muy singular y hay pocos en el mundo como él. Un país que fue potencia y rica nación, acaba viniéndose a menos (Cuba, la China Ming…). Nada reflejó mejor esta idea que el peronismo de los Kirchner. Llevaron a cabo jugadas para la historia como la expropiación de YPF a Repsol y demás partners, pero yo me quedo con una reliquia que sigue viva hoy. “El gobierno argentino aprobó un nuevo impuesto a las exportaciones (Decreto No. 793/2018) que entró en vigencia el 1° de enero de 2019 y será aplicable hasta diciembre de 2020. El derecho de exportación del 12 % especificado en este decreto establece que el mismo se aplicará en servicios pero que los mismos serán tratados como bienes exportados, siempre y cuando los servicios se presten en Argentina pero sean utilizados en el exterior.”

Kirchner puso en su momento impuestos de hasta el 35% a las exportaciones y el gobierno actual sigue imponiendo este tipo de tarifas. Ahora dicen que es temporal, pero ya sabéis que en política no hay nada tan permanente como lo “provisional”. Me cuesta imaginar medidas más retrogradas y perjudiciales para una economía que esta.  No hace más que recordarme a los monopolios de comercio y los derechos de exportación que concedían los reyes hace siglos en la Edad Moderna.

Aquí podemos ver un análisis económico exhaustivo:

 


 

Korea del Norte – el hijo pródigo

Kim Jong Nam era el hermano mayor del actual dictador y hasta el 2000, el mejor posicionado para suceder a su padre. Hablo en pasado porque “lo envenenaron dos mujeres en un aeropuerto de Malasia”, cita textual de varios medios. Esto sucedió en 2017 y llevó a una investigación sobre su pasado. La historia más graciosa fue en 2001, cuando intentó entrar en Japón con un pasaporte dominicano. What could go wrong? Obviamente, detenido, y con la excusa de que quería ir a Disneyland.

Jim Rogers dijo no hace mucho que le encantaría invertir en Korea “la mala” por su cercanía a Korea “la buena”, sus bajos costes laborales y recursos naturales. No sé por qué, pero a mí no acaba de convencerme.






Photo by Lotte Löhr on Unsplash



Temas relacionados

Valora y comparte la publicación.
Dando “values” a este post nos muestras qué artículos te gustan realmente
0
0

Comentarios